Tipos de acero de refuerzo

(Frederick S. Merrit, 1992) Tipos de acero de refuerzo.

 

Debido a la baja resistencia del concreto a la tensión, se ahoga acero en él, para resistir los esfuerzos de tensión. Ahora bien, el acero también se utiliza para recibir la compresión en vigas y columnas y permitir el uso de elementos más pequeños; así mismo sirve para otros fines.

 

La mayoría de los refuerzos son en forma de varillas o de alambres. Sus superficies pueden ser lisas o corrugadas. Este último tipo es de empleo más general, porque produce mejor adherencia con el concreto debido a las rugosidades y salientes de la varilla.

 

Los diámetros de las varillas son de ¼ a 2 ¼ pulg. Los tamaños se designan con números equivalentes a unas ocho veces los diámetros nominales. El uso de varillas con límite de fluencia mayor de 60 000 psi, para refuerzo de flexión es limitado, pues se requieren dimensiones especiales para controlar el agrietamiento y la deflexión.

 

(Nilson, 1999) Tipos de acero de refuerzo.

 

El tipo más común de acero de refuerzo  viene en forma de barras circulares llamadas por lo general varillas y disponibles en un amplio intervalo de diámetros aproximadamente de 3/8 hasta 1 3/8; de pulgada para aplicaciones normales y en dos tamaños de barra pesados de aproximadamente 1 ¾ Y 2 ¼.

 

Estas barras vienen corrugadas para aumentar la resistencia al deslizamiento entre el acero y el concreto. Los requisitos mínimos para los resaltes superficiales (espaciamiento, proyección). Se han determinado mediante investigación experimental. Diferentes fabricantes de barras utilizan diversos patrones, todos los cuales satisfacen estos requisitos.

 

Los tamaños de las barras se denominan mediante números, siendo los más usados los números 3 a 11 y 14 y 18 que representan dos barras de tamaño especial tal como se mencionó previamente. La denominación mediante el número en lugar del diámetro se ha adoptado debido a que las estrías superficiales hacen imposible definir un solo valor medido del diámetro.

 

(McCormac, 2002) Tipos de acero de refuerzo.

 

El refuerzo usado en estructuras de concreto puede ser en forma de barras o de malla soldada de alambre. Las barras pueden ser lisas o corrugadas. Las barras corrugadas, que tienen protuberancias laminadas en sus superficies para aumentar la adherencia del concreto y el acero, se usan en casi todos los casos. El alambre corrugado es dentado, y no con protuberancias corrugadas. Las barras lisas no se usan con frecuencia, excepto para rodear las barras longitudinales, sobre todo en columnas. Estas barras se usan en columnas como estribos y espirales.

 

Las mallas soldadas de alambre se usan con frecuencia como refuerzo de losas, pavimentos y cascarones, en lugares donde no se tiene suficiente espacio para proporcionar el recubrimiento necesario de concreto que se requiere para las barras regulares de refuerzo. La malla se hace con alambres estirados en frio, colocados en dos direcciones ortogonales y soldadas en los puntos de intersección. Los tamaños y separación del alambre pueden ser los mismos en ambas direcciones o pueden ser diferentes, dependiendo de los requisitos del diseño. 

 

(Arthur H. Nilson, 1999) Tipos de acero de refuerzo

 

Mallas Electrosoldadas de Alambrón:

 

Además de las barras de refuerzo simples se utilizan las mallas electrosoldadas de alambrón para reforzar losas y otras superficies, tales como cascarones, y para reforzar a cortante el alma de vigas delgadas, particularmente en vigas preesforzadas. El tamaño y espaciamiento de los alambrones puede ser el mismo en las dos direcciones o puede ser diferente dependiendo de los requisitos del diseño.

 

La nomenclatura convencional utilizada para describir el tipo y el tamaño de las mallas electrosoldadas de alambrón utiliza una combinación de letras y números. La ASTM utiliza la letra “W” para indicar alambrón liso y la letra "D" para describir alambrón corrugado. El número que sigue a la letra indica el área de la sección transversal del alambrón en centésimas de pulgada cuadrada.

 

Una malla electrosoldada de alambrón con una designación 4 x 4 - W5.0 x W5.0, indica un espaciamiento de los alambrones de 4 pulg en cada dirección con alambrones lisos con área de sección transversal de 0.05 pulg2 en cada dirección.

 

(Hamser, 2002) Tipos de acero de refuerzo.

 

El acero es una aleación de diversos elementos entre ellos: carbono, manganeso, silicio, cromo, níquel y vanadio. El carbono es el más importante y el que determina sus propiedades mecánicas.

 

A mayor contenido de carbono, la dureza, la resistencia a la tracción y el límite elástico aumentan. Por el contrario, disminuye la ductilidad y la tenacidad.

 

El acero para ser utilizado en concreto armado se fabrica bajo las normas ASTM-A6151615M- 00, y A-7061706M-00.

 

Tipos de Acero de Refuerzo.

 

El refuerzo del concreto se presenta en tres formas: varillas corrugadas, alambre y mallas electrosoldadas.

 

Varillas Corrugadas:

 

Las varillas corrugadas son de sección circular y, como su nombre lo indica, presentan corrugaciones en su superficie para favorecer la adherencia con el concreto. Estas corrugaciones deben satisfacer requisitos mínimos para ser tomadas en cuenta en el diseño. Existen tres calidades distintas de acero corrugado: grado 40, grado 60 y grado 75 aunque en nuestro medio sólo se usa el segundo. Las varillas se denominan por números.

 

Mallas Electrosoldadas:

 

Las mallas electrosoldadas se usan en elementos como losas, pavimentos. Estructuras laminares y muros en los cuales se tiene un patrón regular de distribución del refuerzo. Están constituidas por alambres lisos o corrugados dispuestos en mallas cuadradas o rectangulares y soldados en los puntos de unión del refuerzo. Sus características están especificadas en las normas, ASTM-A-496-97a y ASTM-497-99 para alambre liso y corrugado. Respectivamente.