Pruebas destructivas

Pruebas destructivas

 

El propósito fundamental de medir la resistencia de los especímenes de pruebas  de concreto es estimar la resistencia del concreto en la estructura real. El énfasis está en la palabra “estimar”, y realmente no es posible obtener más que una indicación de la resistencia del concreto en una estructura puesto que la mima depende, entre otras cosas, de lo adecuado de la compactación y del curado.  La resistencia de un espécimen  de prueba depende de su forma, proporciones y tamaño, de modo que un resultado de prueba no da el valor de la resistencia intrínseca del concreto.

 

Los corazones también pueden utilizarse para descubrir separación por acumulación de agregado o para verificar la adherencia en las juntas de construcción o para verificar el espesor del pavimento.

 

Los corazones se cortan por medio de una herramienta giratoria de corte con broca de diamante. De esta manera se obtiene un espécimen cilíndrico, que contienen algunas veces fragmentos empotrados de acero de refuerzo, y que tiene normalmente superficies terminales que están lejos de ser planas y a escuadra. (IMCYC, 1999)

 

Si los ensayos no destructivos que se han mencionado arrojan dudas al respecto de la calidad del concreto en sitio, es conveniente proceder a la extracción de muestras de concreto.

 

Para este tipo de evaluación es conveniente seguir una pauta normalizada. La extracción de testigos deben ser convenientemente preparados para su ensayo. Dentro de esta preparación debe darse especial importancia a la rectificación de las caras de ensayo, para lo cual puede utilizarse el pulimentado de las superficies o, en su defecto, su rectificación, colocando una película superficial de pasta de cemento de alta resistencia inicial o bien, azufre fundido, e igualmente a su estado de humedad, el cual debe ser similar al de la estructura en evaluación.(Zabaleta, 1988)

Corazones de concreto 

 

Si se confirma la baja resistencia, se extraerán tres corazones por cada resultado abajo de f´c en más de 35k/C2 (para la referencia 6: en más de 50k/c2). La relación longitud/diámetro del cilindro o corazón será de preferencia y como máximo de 2:1. Los tamaños más usuales son de 15 x7.5 cm o de 20x10 cm, pudiéndose  aceptar  como mínimo hasta 1:1, multiplicado la resistencia obtenida por un factor de corrección (norma NMX -169).el diámetro debe ser por lo menos  dos veces (de preferencia tres veces ) el tamaño máximo del agregado grueso. 

 

Debe tenerse cuidado que al hacer la perforación la máquina no se detenga hasta terminar para evitar que la broca forme escalones o muescas en la superficie cilíndrica del corazón, que podrían ocasionar concentraciones de carga durante la prueba.

 

Prueba de compresión de corazones 

 

Si la estructura va a estar en un ambiente seco durante su vida de servicio, los corazones extraídos para la prueba deberán secarse al aire durante siete días y probarse en seco. Si la estructura va a trabajar dentro de un ambiente húmedo se sumergirán los corazones de agua saturada de cal durante 48 horas (según la norma NOM: 40 horas) y probarse en húmedo. (Federico, 2004)