Curado del concreto

Curado del concreto 

 

El curado es el proceso por el cual se busca mantener saturado el concreto hasta que los espacios de cemento fresco, originalmente llenos de agua sean reemplazados por los productos de la hidratación del cemento. El curado pretende controlar el movimiento de temperatura y humedad hacia dentro y hacia afuera del concreto. Busca también, evitar la contracción de fragua hasta que el concreto alcance una resistencia mínima que le permita soportar los esfuerzos inducidos por ésta. La falta de curado del concreto reduce drásticamente su resistencia.

 

Existen diversos métodos de curado:

 

Curado con agua, con materiales sellantes  y curado al vapor. El primero puede ser de cuatro tipos: por inmersión, haciendo uso de rociadores, utilizando coberturas húmedas como yute y utilizando tierra, arena o aserrín sobre el concreto recién vaciado. (Teodoro, 2005).

 

El curado del hormigón de los forjaos es muy importante, especialmente en tiempo seco, caluroso y con viento, por tener una superficie expuesta muy amplia.

Durante el fraguado y primer periodo de endurecimiento del hormigón, deberá asegurarse el mantenimiento de la humedad del mismo mediante un adecuado curado, que podrá realizarse mediante riego directo que no produzca deslavado. (Pascual, 2009).

 

Independientemente del cuidado que se tenga al dosificar, mezclar y colar, solo se puede obtener un concreto de primera calidad cuando se toman las consideraciones y medidas necesarias con respecto al curado. El endurecimiento del concreto se debe a una reacción química que ocurre entre el agua y el cemento. Este endurecimiento continuo por tiempo indefinido mientras exista humedad y las temperaturas sean favorables.

 

El fraguado inicial no comienza sino dentro de dos o tres horas después de que se ha mezclado el concreto. Durante este intervalo, el agua se evapora, en particular la de la superficie expuesta, y a menos de que se tomen medidas para impedir la pérdida de humedad, el concreto se agrietará. (Parker et.al, 2000)